fbpx

Cómo tratar la rigidez matutina

¿Cuál es la causa de la rigidez matutina?

«Estoy envejeciendo», es lo que dicen muchas personas con rigidez matutina, pero la vejez por sí sola no es la única causa de rigidez y dolores matinales.

Sin embargo, desde una perspectiva fisioterapéutica, las causas pueden deberse a otras razones:

  • Pasamos toda la noche casi inmovilizados
  • Nuestro cuerpo pierde calor
  • Nuestros tejidos se condensan durante la noche

Todas estas son las consecuencias de viejos patrones, cicatrices o lesiones que pueden distinguirse más fácilmente. Cuando te despiertas por primera vez tu cuerpo comparte su verdadero grado de fragmentación, revelando diferentes niveles de malestar y dolores.

Medicina china tradicional y tu esencia Jing

La medicina china tradicional observa la rigidez matutina como una señal de que quizás estemos consumiendo nuestro Jing (esencia/fluidos corporales) demasiado rápido.

Haciendo una analogía, el Jing sería parecido al hardware de un ordenador: la base física de un sistema en funcionamiento. El Jing es muy difícil de reponer y lo usamos gradualmente a medida que envejecemos. Su agotamiento se acelera a través de micro y macro traumas físicos, del estrés y de las preocupaciones excesivas. También se agota en los hombres a través de una actividad sexual excesiva (que incluye la eyaculación), y en las mujeres a través de una menstruación anormalmente abundante.

Jing, o esencia, es la energía más concentrada o densamente vibrante del cuerpo. El aspecto físico a partir del cual se desarrolla nuestra vida. Se considera la base del crecimiento, el desarrollo y la reproducción, y se hereda de nuestros padres.

Junto con Chi(氣) y Shen(神), Jing (精) forma esta antigua medicina llamada los Tesoros del Árbol (三寶), o sustancias vitales que sostienen nuestra vida aquí en la tierra.

Tu cuerpo y mente como unidad psicofísica

Es importante entender que desde la perspectiva de esta medicina ancestral, la mente y el cuerpo funcionan como una unidad psicofísica.

La mejor analogía para describir los Tres Tesoros y cómo podemos cuidarlos es la de una vela. La cera y la mecha de la vela representan a Jing. Es el componente principal de la base de los otros tesoros.

La calidad de la cera y la reserva de cera disponible para quemar determinan la vida de la vela.

Reservas de energía profunda y longevidad Jing

Por lo tanto, el Jing, o nuestras profundas reservas de energía, determina nuestra longevidad: tardar mucho en agotar el Jing y evitar la velocidad en la que se puede agotar.

La llama de la vela representa el Chi. Puede chispear y humear, o arder de manera brillante y uniforme. Dado que el Chi es nuestra energía vital diaria, provee la fuente de luz; sin embargo, con el tiempo consume la vela.

La luz que irradia de la vela encendida representa a Shen, mente y alma. El propósito de la vela es iluminar, al igual que nuestro Shen.

Cuando el Jing y el Chi abundan, el Shen irradia. Es decir, cuando el Chi, la bioelectricidad que baña y nutre el cuerpo físico a través de los canales de acupuntura, se utiliza de manera eficiente, nuestro Jing dura más. El Chi se agota fácilmente con la actividad diaria, y cuando una persona está sana, se repone fácilmente con un buen sueño y nutrición.

La práctica de los movimientos de Chi Gung también es una manera perfecta de mantener un buen flujo de Chi.

Mantenimiento de tu cuerpo

Un antiguo manuscrito médico chino, El Mawangdui Shiwen 刑德, Diez preguntas, enterrado en una tumba, sellado en 168 a.c. y descubierto en Changsha, Hunan en 1973, nos muestra la importancia del mantenimiento matinal y diario:

«El Chi que se ha guardado durante la noche está envejeciendo. El Chi fresco crea una vida larga. El que es bueno para mantener el Chi en orden, hace que el Chi que se ha guardado durante la noche se disperse y el Chi fresco se recoja por la mañana».

La condensación fisiológica de los tejidos y la expansión de los discos durante la noche, hacen que nuestra columna sea mucho más rígida por la mañana y por tanto, más vulnerable a los daños. El Chi que se ha mantenido durante la noche está envejeciendo y nos hace saber que aflojar el cuerpo y liberar el flujo de Chi mientras estamos todavía acostados a primera hora de la mañana es literalmente un movimiento inteligente.

 

Ejercicios IGung en la cama para aliviar la rigidez matutina

El IGung es un método único que cultiva la salud y combina la experiencia clínica fisioterapéutica más avanzada con la medicina china tradicional, junto con los secretos curativos de las artes marciales. Es una guía para liberar nuestra fuerza vital para que podamos tener más energía en menos tiempo y por largo tiempo.

Con solo cinco a diez minutos de práctica regular haciendo los ejercicios de cama Smart Move IGung™ a primera hora de la mañana, despertarás el flujo de tu cuerpo y mente, llenándote de energía vital, equilibrando y liberando tu cuerpo de la rigidez.

La práctica transformará gradualmente la incomodidad y el dolor en placer.

Nutriendo la vida todos los días

El IGung nos ayuda a nutrir la vida, ya que se desarrolló a partir de la misma filosofía y principios terapéuticos de Yang Shen (陽 身), el concepto holístico más importante que subyace a toda la teoría médica china antigua, que es abarcar el proceso continuo de fomentar los «Tres Tesoros» mediante prácticas de autocultivo orientadas a la salud y longevidad personal.

Moviéndote con fluidez a través de estos ejercicios, estarás dando a tu cuerpo exactamente lo que necesita en el momento exacto, con el ímpetu de lubricar, integrar y equilibrar, conectando la comunicación del centro con la periferia y viceversa.

Al final de estos cinco a diez minutos, debes sentirte como si hubieras recibido un suave masaje interno, estimulado tus células, avivado tu flujo sanguíneo y conectado tus tejidos blandos para que tu ser entero salga de la cama para empezar al día.

Testimonio

“Me encontré en muy mal estado, estresado, tenso, agotado y mi presión arterial era de 23 | 13. Estaba a punto de explotar. Decidí buscar ayuda y en mi primera sesión con Aline, mi presión arterial bajó a 15 | 9. Ella me enseñó sus ejercicios de cama de Chi Gung que he estado haciendo todos los días, y mi vida ha cambiado enormemente. Hoy en día, estoy mucho más tranquilo y relajado, mis piernas se sienten elásticas como nunca antes, cuando hago ciclismo me siento mucho mejor y el dolor después de mi entrenamiento ha desaparecido para siempre. ¡¡¡Es fantástico!!!”

-Ivan Oliveres, 44 años (carpintero)

Texto | Escrito por Aline Tisato con extractos de su próximo libro electrónico, IGung.
Edición | Mandy Keillor

Últimas publicaciones

Desde nuestro estudio